SI USTED ES MIEMBRO ACTIVO DE LA HERMANDAD DE BOMBEROS EN SU RED SOCIAL Y PROFESIONAL - NUESTRO CORREO DE CONTACTO ES hermandadebomberos@hotmail.com - INSCRIPCIÓN A NUESTROS EVENTOS DE FORMACIÓN PROFESIONAL A TRAVÉS DE inscripcioncursolhb@gmail.com Y TE ESPERAMOS EN NUESTRO GRUPO DE TELEGRAM https://t.me/lahermandaddebomberos - DENTRO DE ESTA RED DE TRABAJO PROFESIONAL DE PRIMEROS RESPONDIENTES USTED TIENE DERECHO A DIFUNDIR EVENTOS SOLICITÁNDOLO A NUESTRA ADMINISTRACIÓN A CAMBIO DE BECAS SIN COSTO DE INSCRIPCIÓN PARA NUESTROS MIEMBROS ACTIVOS – PUEDE ENVIAR ARTÍCULOS TÉCNICOS SOLICITANDO SU PUBLICACIÓN – PUEDE COMPARTIR CON EL RESTO DE LOS MIEMBROS SU MATERIAL O EL MATERIAL AQUÍ SUBIDO HACIENDO CLICK EN “COMPARTIR” – PUEDE ENLAZAR SUS CUENTAS DE TWITER Y FACEBOOK Y COMPARTIR NUESTRO Y SU MATERIAL – PUEDE CREAR GRUPOS Y UNIRSE GRATUITAMENTE A ELLOS PARTICIPANDO DE TODOS LOS FOROS - PUEDE INICIAR DISCUSIONES EN LOS FOROS – PUEDE MODERAR EL CONTENIDO DE SU PERFIL  – PUEDE SOLICITAR BECAS - PUEDE SUBIR FOTOS Y VÍDEOS, HACER PUBLICACIONES DE BLOG Y PUBLICAR EVENTOS COMPARTIÉNDOLO CON SUS AMIGOS - Y SOBRE TODO PUEDE SENTIRSE PARTE DE ESTA GRAN FAMILIA DE PRIMEROS RESPONDIENTES - WHATS APP +541153177493 -  PAGINA OFICIAL DE FACEBOOK ES www.facebook.com/lahermandaddebomberos - YOU TUBE LA HERMANDAD DE BOMBEROS -   TWITER @RedLaHermandad  -   INSTAGRAM www.instagram.com/lahermandadebomberos/        -        Y RECUERDA SOMOS UNA ONG Y NUESTRA PRINCIPAL ACTIVIDAD ES LA FORMACIÓN


La Hermandad de Bomberos

LA HERMANDAD DE PRIMEROS RESPONDIENTES ANTE UNA EMERGENCIA

AHI LES VA ESTO ACERCA DE LA PARTICIPACIÓN EN EL WTC.
ES MI NARRACIÓN,MI PUNTO DE VISTA, MI EXPERIENCIA PERSONAL. ¡SE RECIBE CASCAJO!

Agosto 12, New York City
Narración en la calle Greenwich y Nt. Moore
Manhattan


Me levanté a correr al cerro una hora y media, ascenso hasta la punta en el Ehécatl, cerro del viento; en la Sierra de Guadalupe en la altiplanicie mexicana. Hay que estar en condición óptima, siempre listo para acudir lo más pronto posible a las áreas de desastre.

Ya había regresado a la casa ya me había bañado y desayunado, estaba dispuesto a salir de la casa cuando vi en la televisión la escena de lo que estaba ocurriendo en una de las Torres Gemelas del WTC en la ciudad de Nueva York. Me senté en la sala a observar, pensé que había sido un accidente ¿cómo era posible que un avión chocara con una de las torres? Era algo insólito, ya no salí de la casa; al rato el segundo avión en la otra torre, estaba consternado, era algo increíble, impactante; el corazón de la metrópoli herida a plena luz del día.

Entró una llamada telefónica de uno de los miembros del grupo de rescate ¡Chino! ¿estás viendo la televisión? ¿ya viste lo que esta pasando en Nueva York? ¡Sí! Quédate en contacto y háblale a los demás para preparar nuestra salida porque creo que tenemos que estar listos en caso de tener que acudir en apoyo de los grupos de rescate americanos. Entraron en los próximos minutos, diez, quince, veinte llamadas cuestionando acerca de lo mismo. Tras el derrumbe de las torres, me fui a la Torre Caballito, al piso 16, oficina del Senador Carlos Rojas Gutiérrez, encargado de la presidencia de la comisión de desarrollo regional del Senado de la República. Tomamos su oficina como centro de comando de la Brigada Internacional de Rescate Tlaltelolco Azteca “Los Topos”, la nombramos centro de operaciones, ahí teníamos teléfonos, televisión, internet, café, una oficina en forma. Por la cercanía del 19 de septiembre, aniversario del terremoto que azotó a la Ciudad de México; los compañeros estaban todos en contacto. Se pensaba el momento en que los americanos nos autorizaran la entrada. Fueron 4 días de espera. La oficina era como una sala de vapor, eran como 25 ó 30 voluntarios miembros del grupo, amigos, amigos de los amigos, era una romería. Los controles de seguridad en la planta bajadle edificio eran relajados para los miembros del grupo, era un constante entrar y salir.

Hicimos la solicitud formal en la Embajada Americana para poder acudir en apoyo de las actividades de búsqueda y rescate de víctimas de los atentados. El día 15 de septiembre por la noche, salió el primer vuelo autorizado a llegar al aeropuerto JFK, llegamos por la noche. Fuimos al área de recepción de equipaje y éste nunca llegó. Edmundo Delgado, quien en esa época era Diputado por el D.F. estaba preocupado por el equipaje. Le dije –Mundo, deja las maletas para luego, que las reclamen en México, acuérdate que lo que traemos es prescindible. Vàmonos. 

Le entregué un uniforme que un compañero de grupo me devolvió en el aeropuerto de la Ciudad de México, y en este momento recordé las palabras de “Dada Rana”, mi gurú, maestro, a quien conocí en la India, la antigua Barat, en Gujarat durante las labores de rescate de víctimas en la población de Najar, en esa ocasión platicando me dijo: ¿por qué usar ese color de uniforme? –Se refería al naranja, que es el nuestro- Contesté: no sé. - ¡Ah!, A su vez él me dijo: Mira, voy a explicártelo: El hombre en la India, es dejado con su madre hasta los 7 años, de los 7 a los 20 debe buscar su desarrollo espiritual, de los 20 a los 40 debe formar un hogar y después de los 40, abandonar todo y buscarse a si mismo, a través del servicio en beneficio de los demás, abandonar las cosas materiales, abandonarse a sí mismo y continuar buscando el desarrollo y perfeccionamiento espiritual.
Me quedó muy claro el mensaje, y al andar en las calles de Nueva York en la madrugada del 16 de septiembre buscando el acceso a Ground Zero, se me revelaron las palabras “Debes ir ligero”, abandonar las cosas materiales. El equipaje lo era, y la atención puesta en su recuperación, era otro peso que había que dejar atrás, así “más ligeros”, fuimos en busca de la acreditación para poder acceder al área de trabajo abandonando “la importancia que teníamos de nosotros mismos”.

Al llegar al lugar en los muelles en donde se localizaba el buque hospital USS Commfort encontramos a un grupo de señores veteranos de las guerras, 2ª y Corea quienes nos franquearon el acceso el acceso al local donde se instalaron las oficinas de todas las agencias federales del Gobierno. Entrar a ese lugar era algo impactante, cientos de escritorios, las áreas de de trabajo de cada organismo, bien identificadas con grandes letreros, FBI, ATF, DEA, MARSHALS,CUSTOMS, en fin. Cada área atendiendo el ámbito de sus funciones. Identifiqué un lugar en donde colocaron café, bebidas frías y fruta, y les pedí a mis compañeros que ahí me esperaran pues era un espacio neutral en donde nadie iba a venir a pelear el lugar. Caminando entre lo lleno escritorios de repente alguien me gritó -¡Eh, mexicano!- lleno de asombro, pensé ¿quién carajos me conoce aquí? Era un voluntario americano quien usa para sus actividades de rescate un par de perros entrenados para tal efecto. Se puso feliz de verme porque el tambièn estaba en espera de la autorización para poder entrar a “Ground Zero”, me presentò con la persona quien entrevistaba y resultó ser un jefe de la policía de Nueva York. Estando platicando acerca de cómo nos conocimos en Venezuela cuando los deslaves en el Estado Vargas por el área del aeropuerto de Maiquetía en Caracas, cuando apareción en escena de entre los escritorios nada menos que el Alcalde de la ciudad , el mismísimo Rudoph Giuliani en persona. Todo mundo estaba pasmado, se quedaron de una pieza debido a mi trabajo, para mi era alguien muy importante pero lo habían sido más los presidentes de mi país con quienes colaboré. Ese trabajo me había dado las tablas, la experiencia de sobra a lo largo de los años para poder abordar a Mr. Giuliani. Cuando pasaba junto a mí, di media vuelta y quedando frente a él, le dije de manera tranquila pero fuerte y claro “Señor, venimos desde México en apoyo de nuestros hermanos, venimos a ayudar en las labores del rescate a los bomberos y rescatistas y además le traemos un saludo y la solidaridad del pueblo de México”. Tomándome de los brazos, me miró a los ojos directamente y expresó -¡Gracias, muchas gracias, realmente se lo agradezco!- Siguió su camino seguido de un gran contingente de colaboradores y ayudantes. La persona del escritorio me veía de forma incrédula. Le sonreí al ver su rostro con esa expresión y despertando como a quien han hipnotizado me dijo. “Ahora te darán lo que quieres. He visto en la expresión del Alcalde Giuliani que te agradeció lo que le expresaste.” A los diez minutos teníamos en nuestras manos las tarjetas rojas selladas que nos permitirían el acceso a la zona de trabajo, o sea el “Ground Zero”.

Salimos de las oficinas localizadas en la zona de los muelles del río Hudson en donde estaba anclado el Buque Hospital USS Commfort y fuimos caminando a la orilla del río hacia el bajo Manhattan. Éramos, Gerardo Suchil, Kenia Márquez, Edmundo delgado y yo. Kenia, la doctora, la psicóloga con estudios de doctorado en la Universidad de la Sorbona, en Francia, la talentosa, la femme fatal. Estando en Chiapas, México, unos años antes me pidió que cuando se presentara la oportunidad, quería salir con el grupo, para poder estudiar la mentalidad de los rescatistas “in situ”, quería recopilar de propia experiencia y de manera inmediata como pensaba, qué hacen y cómo son afectados los “sujetos de estudio” por las circunstancias. Me había platicado acerca de su relación con los africanos de raza negra en Francia durante años, me decía que los mexicanos no tenemos nada que hacer al lado de esos “súper hombres”. Llendo en el avión hacia Nueva York le di un beso en la mejilla; abrió los ojos con cara de asombro, me dijo –Chino- ¿qué te pasa?, le susurré al oído muy tiernamente ¡Kenia, te voy a hacer sentir lo que ningún “Súper hombre” te ha hecho sentir. Viéndome con una expresión de burla y chasqueando la boca contestó ¿de veras? Y riendo con un poco de desprecio , cruzando la pierna se volteó a asomarse por la ventana del avión dándome la espalda. Llegamos al área de acción al Ground Zero. Ahí estaban representadas todas las agencias federales, nada ni nadie podía entrar sin su acreditación, sin su ID. Al llegar, tomaban de nuestro cuello la cadena con la acreditación para revisarla; te pedían que te colocaras de espaldas con las piernas y los brazos abiertos para poder catearte de manera segura. Ahí la doctora Márquez se mostró sin grados de doctorado, era simple y sencillamente Kenia, la aspirante, la mujer sin nada más que ella misma, con sus miedos, sus limitaciones, sus 30 horas sin dormir, su agotamiento físico y mental, en sí, la simple mortal. Al ir a entrar, llegó un mexicano de la manera más tranquila como en su casa ¿cómo no? era el “delievery” quien hace las entregas de las pizzas en la zona de Tribeca, en el área del WTC. Lo encontré en una zona donde se hallaban los coordinadores de las actividades del rescate y recuperación del USAR y le pregunté –¿quién eres? –Soy Beto, el de las pizzas y dándome una tarjeta se puso a las órdenes, invitándome a saludar a los demás paisanos a la Tribeca Pizzería en la calle Greenwich y la North Moore a tres calles del Ground Zero, cuando fui a visitarlos, lo único que hice fue pasar al interior del negocio y dormir en el suelo. Dormí dos horas, ya tenía sin dormir como tres días. Cuando llegó Luciano Gallo, el gerente y me vió en el suelo dormido en el suelo dijo: -¡Mamma mía! Un muerto. ¡No, hombre! No estaba muerto, estaba totalmente agotado.

Accedimos por la calle West y nos pusimos a trabajar inmediatamente, localizamos una víctima, portaba un overol azul claro, una columna de acero le había cercenado la cabeza y el tórax a la altura del pecho, era un corte del hombro derecho a la axila izquierda, en la bolsa traía una credencial, no era un bombero, era empleado de una compañía. Le mostré la credencial a un jefe de bomberos y me pidió que se la pusiera en la bolsa del overol.

Continuamos en esa misma área, encontramos el brazo de un hermano bombero, iba a ser colocado en una cubeta recogida con pala, no lo permití, era un bombero, yo lo sabía por el chaquetón que tenía puesto cuando murió; quitándome los guantes, lo tomé directamente con las manos, le pedí a Gerardo Suchil una bolsa y respetuosamente lo coloqué en el interior y lo deposité al pie de una columna que había sido la base de un puente peatonal que cruzaba la calle West para dar acceso a la zona de las torres. Esa acción era para mí un tributo, una forma de presentar mis respetos a un hermano quien murió cumpliendo con su primer deber “dar la vida para que otros puedan salvarse” y era lo mínimo que yo podía hacer con todo respeto por un hermano a quien no conocí pero que tenía la misma misión que yo.

Fuimos enviados por un jefe de bomberos que trabajaba en el área a la coordinación de la FEMA de donde nos asignaron con el equipo de rescate de Florida, ya que ahí colaboran cubanos y boricuas quienes hablan el español pero que son tan americanos como cualquiera. Ellos estaban cubriendo turnos de ocho horas, o sea, tres turnos y nosotros, un solo turno continuo de tiempo completo ¡A morir! Éramos solo cuatro.

Entramos a los sótanos del WTC que no se derrumbó a el basamento de un edificio localizado sobre la calle Liberty frente al panteón. Me recordaba cuando las torres estaban en pie; llenas de negocios, de tiendas, de vida y ahora todo negro, ni un ruido, ni una luz más que las lámparas de los rescatistas. Al caminar se levantaba el finísimo polvo que hacía una especie de neblina que era penetrada por el haz de luz de las lámparas. Era un espectáculo totalmente tétrico, fantasmal; avanzamos sin hablar, en silencio, íbamos en búsqueda de víctimas. Me fui al fondo del sótano con un grupo y otros miembros encontraron dinero y decidieron salir para entregarlo a la policía. Salimos todos y nos quedamos en las casas de campaña. Mi amiga “la doctora” estaba súper agotada, madreadísima. Me preguntó con cara de profundo dolor y haciéndose la víctima -¿ya nos vamos?-, le contesté -¿a dónde?- ¡a descansar! ¡tengo sueño, estoy cansada! Le dije, descansa y duerme un poco en esa litera; le señalé una pequeña litera en el interior de la casa de campaña. Me vio con cara de querer llorar y viendo su reloj me dijo: “Pinche Chino, ya son las seis de la mañana, cabrón”. –Sí, espérate, a las siete viene el otro grupo- ¿y nos vamos? –No Kenia, volvemos a entrar -. La doctora explotó “chinga tu madre, pinche chino, estás loco, cabrón” y cayó desvanecida. Entre Gerardo Suchil y yo la colocamos en la litera para que se recuperara. Le pedí a Gerardo que la ciudara, pero realmente no había necesidad de cuidarla ¿de quién? Si ahí solo había rescatistas-bomberos. El peligro era para ella , ella misma quien no calculó lo que iba a vivir de manera y en carne propia de las experiencias que se viven en las labores de rescate. A ver si le sirve para documentar con objetividad quiénes son y qué piensan los sujetos de estudio.

Al rato cuando regresé al campamento seguía dormida, me le acerqué silenciosa y tiernamente y le susurré al oìdo : -te dije que te iba a hacer sentir lo que ningún súper amante africano”. Abrió muy grandes los ojos y expresó “chinga tu madre, pinche chino, estás loco, cabrón” y entonces se quedó dormida. Le pedí a Gerardo, quien es una persona muy cuidadosa y tiene el Don de cuidar a los compañeros como si fuera “una verdadera madre” que se encargara de Kenia. Le dije que la dejará dormir 12 ó 24 horas, que la llevara al USS Commfort a que le aplicaran suero y a que ambos descansaran. Creo que Kenia aprendió algo de los rescatistas, creo que lo que dice es cierto: a lo mejor sí estamos locos, pero creo que no totalmente locos. Kenia ya no regresó al área de trabajo, se fue a dormir, “se durmió” pero no había ningún problema, creo que cumplió so objetivo: llegar a Nueva York y sentir un poco, realmente un poco lo que es el mundo del rescate. Le faltó aplicar el Decálogo del Topo adoptado de los guerreros Yaquis. En donde se establece que el Guerrero renuncia a todo: la familia, las comodidades; ya no habrá para ti ni noche ni día, ni miedo, hambre, frío, calor, descanso, renunciar a ti mismo porque ya no te perteneces, estás al servicio de tus hermanos. 
El 19 de septiembre por la noche llegó un grupo rescatistas de México, la BR-19 “los Juanitos”, eran como las 10, los encontré afuera de la zona de trabajo por la calle west 4 y me aseguraron que entrarían a trabajar el día siguiente, o sea la mañana del 20. Imposible sin la acreditación de la FEMA (Agencia Federal para el control de Emergencias), eso no se podía hacer, me aseguraron que sí que los bomberos les iban a hacer los trámites. Les dije “pago por ver” como se dice en el juego de cartas. Me quedé nuevamente toda la noche. Ahora sí andaba como zombi, me mantenía en pie pero ya casi no coordinaba mi actividad motriz, chocaba con las personas o con las cosas al caminar, estaba hecho polvo, pero aún así me quedé en el área, pues era el único mexicano trabajando. Fui al centro de abasto localizado junto a la estación de bomberos de la escalera 10 en la calle Church a tomar café, comer algo y despejarme un poco, ahí sobre la calle se localizaba el centro de mando. Al rato comenzó a llover, eso me despejó más, ya nada más faltaban como tres horas para que entraran mis compatriotas al área de trabajo. Mis oraciones habían sido atendidas, le pedí a Dios de todo corazón fortaleza física, le pedí protección para quienes trabajábamos en la zona, le pedía por mi familia, pero más que todo, le pedía ayuda, que enviara a sus Ángeles a cubrirnos, a darnos fuerza y valor para continuar trabajando. Iban a dar las 7 de la mañana, hora del cambio de turno. Fui acercándome a la zona del centro de comando, junto a la estación de bomberos de la escalera 10, al cruzar por los escombros, había un grupo de bomberos tratando de recuperar el cuerpo de un hermano bombero quien murió por la caída de escombro por el derrumbe de la segunda torre, el cuerpo estaba entero, tenía uniforme puesto, puestas las botas. Me introduje de manera respetuosa pero firme entre ellos y les pedí que me permitieran recuperar el cuerpo a mano limpia, sin herramientas; la experiencia adquirida por el paso de los años haciendo rescate te hace ver las cosas de manera muy objetiva y la ventaja que les llevaba era que para ellos era yo alguien conocido con quien convivieron cotidianamente. Otro bombero y yo recuperamos el cuerpo, lo pusimos en la camilla marina y se lo llevaron hacia la estación de bomberos de la escalera 10 que se localizaba a unos metros cruzando la calle. Los dejé partir de manera respetuosa…

Me dirigí al centro de comando donde se encontraban todos mis hermanos los rescatistas quienes la noche anterior llegaron de México. Al verlos se me hizo un nudo en la garganta, intenté tragar saliva pero tenía la garganta seca. Me di cuenta de que estaba llorando pues mis oraciones habían sido oídas por “El”, exclamé: “Padre Mío, eres grande” Gracias, gracias Padre mío por haber escuchado mis plegarias”

Rafael Rocha, quien es parte del grupo de 1985, brincó las barreras de protección y viniendo hacia mí corriendo me abrazó y gritó: ¡Ya llegamos compadre! Yo tenia los ojos arrasados de lágrimas y le dije -¡Qué bueno que llegaron! ¿por qué se tardaron tanto?,- Es que la visa nos la dieron hasta el 18- y le dije –y lo de su medalla del 19 en el zócalo o ¿no? ¡ya ni la chingan compadre! Me salí del área caminando por la calle Broadway hacia la calle canal hasta donde estaban los retenes que no permitían el paso de los civiles. Ahí habia un templete de la televisión mexicana, estaba el locutor Jorge Berri. Me entrevisto a cerca del trabajo de las Torres Gemelas y aún en el estado en que me encontraba me aventé un “chistorete”, el locutor me preguntó “Oye Chino, quieres algo? ¿se te ofrece algo? ¿algún mensaje a México? ¿a la familia? Contesté: -Sí, ando preocupado- , ¿Por qué Chino? ¡dinos por qué ¿qué podemos hacer por ti? ¡dinos! Y contesté lacónico: “Es que en México tengo un chingo que lavar” Fue una manera muy personal de decirles que uno no desea nada, mas que hacer lo que se debe ¡y ya!

Encontré a Carlos Cienfuegos quien venía de Yucatán, México, de atender un desastre aéreo en donde murieron turistas americanos pero nadie lo notó por el desastre de las Torres. Lo llevé a la oficina de la FEMA para que le hicieran su acreditación y me retiré un rato al barco hospital US Comfort a descansar. Había un mundo de gente en el área aledaña a lo que fue el WTC. Con nosotros andaba un Marine quien bajó del barco con la instrucción de cuidarnos. Realmente nos fue útil porque es de origen puertorriqueño y habla inglés y español. Nos fue de gran utilidad pues además paró en seco a dos o tres pasados de vivos quienes se burlan y abusan de la gente que no habla su lengua. Ese tipo de gente mal nacida es una vergüenza para cualquier país pues no es justo que si alguien, venga de donde venga, llega a ayudar a tu gente, rompiendo con las reglas no escritas de brindar todo el apoyo a quien viene a ayudarte, en lugar de eso, lo maltraten y se burlen de él. Con nosotros pasó en varias ocasiones, no sólo con simples trabajadores, sino con rescatitos y policías locales, claro que encontramos; policías, bomberos, agentes federales, soldados, marinos y la gran mayoría del pueblo americano quienes nos demostraban su simpatía y apoyo. Puedo callar lo de las ofensas recibidas pues envenenan mi alma, lo hago saber porque es una pequeña ---- que hay que sacar. En el buque hospital US Comfort, se nos daba un trato excelente lleno de atenciones; había una oficial Gernegbquien el primer día que llegué al buque, ya tenía algunos días en Ground Zero y mi ropa estaba muy sucia pues no me había cambiado ni bañado. Creo que me vio tan maltratado que noté en sus ojos una gran emoción, me lleno de atenciones. Tenía yo pena de quitarme las botas puesto que mis calcetines estaban muy sucios, ella simplemente me dijo “No te apenes, tu ropa únicamente tiene tierra, aquí viene gente quienes realmente no hacen nada y únicamente quieren que se les de un trato como el que se les da a los rescatistas”, lo decía por un grupo de gordos burócratas de aspecto “muy limpio” que venían a que les dieran masaje. 

La oficial me pidió que tirara mis calcetas a la basura y me entregó un paquete de 6 pares nuevos, nada más tomé un par, para qué quería los otros pares, tenía que regresar a Ground Zero , así que ya no tendría que hacer una larguísima caminata. Otra noche regresé al buque y vi que había una gran fila en espera de masaje y simplemente me di la vuelta para ir a tomar una ducha, pero el personal médico me vió, ya me conocían “The orange man” y fueron por mí respetuosamente les dije que había mucha gente esperando y ahí me hicieron saber que quienes laboramos en búsqueda y recuperación teníamos la prioridad así que me pasaron de inmediato al área de atención. Venía tan agotado que me quedé profundamente dormido, cuando desperté, creo que las 4 de la mañana, no había nadie, ya habían pasado varios días desde los atentados y el personal en general estaba agotado. Fui al área de las regaderas y me di cuenta que de verdad debería parar unas horas porque al pasar por los pasillos interiores del buque iba chocando con paredes, escaleras, puertas, iba dando -----. Al ir a acostarme me caí al suelo y no podía incorporarme, no tenía coordinación motriz. Como puede me subí a la cama que estaba a nivel del piso y entonces decidí descansar unas horas, desperté a las 4 horas y volví a dormirme pues noté que aún estaba totalmente descoordinado del sistema motriz. Vinieron a buscarme Suchil y Kenia quien ya estaba perfectamente recuperada, se veía esplendorosa. Salimos del barco, ya era de día y nos fuimos caminando hacia el bajo Manhattan por la avenida West, para nosotros, la principal ruta de acceso a Ground Zero era nuestra ruta de ida y vuelta, del área de trabajo al área de descanso.

Realmente encontramos gente maravillosa y quienes nos maltrataron que se cuentan con los dedos de las manos, lo hicieron tal vez por irritabilidad, por no dormir sus horas, por permanecer lejos de sus familias o por muchas otras causas que desconozco, lo que si puedo asegurar es que esa gente nos hizo ver que en este gran país la gran mayoría de la gente son personas quienes saben reconocer a aquellos quienes les dan la mano, son personas bien nacidas y a mi en lo personal, fue lo que me dejaron ver en mi corta estancia en este país. Ahora estamos esperando, a punto de cumplirse 6 años de aquellos fatídicos días, la fecha del día 11 de septiembre para poder depositar una ofrenda floral en memoria de quienes perdieron la vida en tan tristes y lamentables circunstancias.

“Una Mano amiga en el Momento Oportuno”
Brigada Internacional de Rescate
Tlaltelolco-Azteca
TOPOS
Hector Mendez
My work at the WTC

 — con Kenia Marquez y Beto Martinez en WEST ST,MANHATTAN WTC.

Vistas: 28

COMPARTIR EXPERIENCIAS E INFORMACIÓN PROFESIONAL, BUSCANDO LA UNIDAD DE LOS PRIMEROS RESPONDIENTES...SENTIRSE PARTE DE ESTA GRAN FAMILIA...

FAN PAGE FACEBOOK:

LA HERMANDAD DE BOMBEROS ONG

CANAL DE YOU TUBE DE LHB:

Christian Pompei

GRUPO EN TELEGRAM DE LHB:

https://t.me/lahermandaddebomberos

LA MUSICA DE ALABAMA 3 "WOKE UP THIS MORNING" DE LA SERIE LOS SOPRANOS (DALE PLAY) ES LA MÚSICA QUE ACOMPAÑA A ESTA RED DESDE JULIO DE 2009 CUANDO FUE CREADA PARA LOS PRIMEROS RESPONDIENTES DE HABLA HISPANA Y DE TODA LATINOAMÉRICA...VISITA NUESTRA RED Y SIENTETE PARTE DE ESTA GRAN FAMILIA!

Música

Paused...
  • 1.
    WOKE UP THIS MORNING DE LA SERIE LOS SOPRANOS
  • 2.
    Burner - Motorhead
  • 3.
    Fuel
  • 4.
    Born to raise hell
  • 5.
    the ohio players - ladder 49 ost - fire
  • 6.
    Ozzy Osbourne / I don't wanna stop length version
  • 7.
    Flashover
  • 8.
    Get inside
  • 9.
    metallica - load - hero of the day
  • 10.
    Heavens on fire
  • 11.
    Ring Of Fire (Johhny Cash Cover)
  • 12.
    The Fireman
  • 13.
    Fire burning on the dancefloor
  • 14.
    Firemans Prayer
  • 15.
    brigada 49-shine your light47
  • 16.
    Backdraft - Final Theme
  • 17.
    Hoy no volvio
  • 18.
    Amazing Grace

CHARLAS TECNICAS

SESIÓN CLÍNICA ÚNICA

(SINGLE CLINICAL SESSION)

DEL ESPECIALISTA BRASILERO

EDUARDO JOSÉ SLOMP AGUIAR PROTOCOLO TÁCTICO

DE RESCATE VERTICAL

FORMACIÓN A DISTANCIA CON CERTIFICADO DE LA HERMANDAD DE BOMBEROS CERTIFICADOS DE NUESTRA ASOCIACIÓN COSTO DE CUPO, CONSULTAR A: INSCRIPCIONCURSOLHB@GMAIL.COM WhatsApp/TELEGRAM:

+541153177493

08 DE SEPTIEMBRE

16.30 HS PM BUENOS AIRES

"SEGURIDAD EN INTERVENCIÓN Y SALVAMENTO EN ALTURA" ANSELMO BUSTINDUY MORENO (BURGOS, ESPAÑA)

HOY CHARLA TÉCNICA POR:

 https://www.facebook.com/lahermandaddebomberos

Notas

ARTÍCULOS PREVIOS

Creada por CREADOR DE LA RED Abr 26, 2020 at 11:56am. Actualizada la última vez por CREADOR DE LA RED Ago 28, 2020.

ASOCIACIÓN CIVIL SIN FINES DE LUCRO

Creada por CREADOR DE LA RED Abr 13, 2016 at 8:42pm. Actualizada la última vez por CREADOR DE LA RED Ago 26, 2020.

PRESIDENTE DE LA HERMANDAD DE BOMBEROS CHRISTIAN M. POMPEI "TITO"

Creada por CREADOR DE LA RED Nov 12, 2016 at 12:46pm. Actualizada la última vez por CREADOR DE LA RED Ago 26, 2020.

Publicaciones de blog

Última actividad

Icono del perfilMarcelo Correa, RONIMAR COSTA DOS SANTOS y Clisman Mareño sacaico se unieron a La Hermandad de Bomberos
Hace 9 horas

DISTINGUIDO
RONIMAR COSTA DOS SANTOS respondió a la discusión PRESENTACIÓN RED DE EMERGENCIAS DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS 2014 (31 DIAPOSITIVAS DE FORMACIÓN) - ESPAÑA de CREADOR DE LA RED en el grupo SALA DE COMUNICACIONES VHF
"solicito esta apresentacion para my email:  py3cvronimar@gmail.com Gracias Ronimar Costa dos Santos + 55 55 991810916"
Hace 21 horas

DISTINGUIDO
RONIMAR COSTA DOS SANTOS se unió al grupo de Matias Nicolas Rodriguez
Miniatura

SALA DE COMUNICACIONES VHF

Este grupo será para compartir experiencias y aprender más sobre comunicación y códigosVer más
Hace 21 horas

DISTINGUIDO
A RONIMAR COSTA DOS SANTOS le gustó el grupo SALA DE COMUNICACIONES VHF de Matias Nicolas Rodriguez
Hace 21 horas

DISTINGUIDO
A RONIMAR COSTA DOS SANTOS le gustó la conversación “TORMENTA DE FUEGO” CÓMO LOS INCENDIOS FORESTALES DARÁN FORMA A NUESTRO FUTURO (LIBRO 273 PAGINAS EN INGLES 2017) de CREADOR DE LA RED
Hace 22 horas

DISTINGUIDO
A RONIMAR COSTA DOS SANTOS le gustó la conversación “TORMENTA DE FUEGO” CÓMO LOS INCENDIOS FORESTALES DARÁN FORMA A NUESTRO FUTURO (LIBRO 273 PAGINAS EN INGLES 2017) de CREADOR DE LA RED
Hace 22 horas

DISTINGUIDO
A RONIMAR COSTA DOS SANTOS le gustó la conversación "TERRORISMO Y SALUD PÚBLICA" GESTIÓN SANITARIA DE ATENTADOS TERRORISTAS POR BOMBA (227 PÁGINAS EN ESPAÑOL - AÑO 2007) de CREADOR DE LA RED
Hace 22 horas

DISTINGUIDO
RONIMAR COSTA DOS SANTOS se unió al grupo de MARTINA GALAIN KELLY
Miniatura

BIBLIOTECA PARA PRIMEROS RESPONDIENTES: ARCHIVOS PARA INFORMACION

ESTE GRUPO ESTA CREADO PARA TODOS AQUELLOS QUE NECESITEN Y QUIERAN APORTAR INFORMACIÓN FAVORECIENDO EL INTERCAMBIO DE MANUALES Y MATERIAL BIBLIOGRÁFICO BOMBERIL. SE PODRÁ APORTAR TEXTO DE MANERA PARCIAL O REALIZAR TRADUCCIONES DE MANUALES PARCIAL O TOTALMENTEVer más
Hace 22 horas

DISTINGUIDO
A RONIMAR COSTA DOS SANTOS le gustó el grupo DESCARGAS DE LA HERMANDAD DE BOMBEROS de CREADOR DE LA RED
ayer

DISTINGUIDO
RONIMAR COSTA DOS SANTOS respondió a la discusión MANUAL DE MEDICINA PREHOSPITALARIA DE URGENCIA (816 PAGINAS) de CREADOR DE LA RED en el grupo DESCARGAS DE LA HERMANDAD DE BOMBEROS
"Solicito enviar arquivo para mi email py3cvronimar@gmail.com"
ayer

DISTINGUIDO
A RONIMAR COSTA DOS SANTOS le gustó la conversación MANUAL DE MEDICINA PREHOSPITALARIA DE URGENCIA (816 PAGINAS) de CREADOR DE LA RED
ayer

DISTINGUIDO
RONIMAR COSTA DOS SANTOS se unió al grupo de CREADOR DE LA RED
Miniatura

DESCARGAS DE LA HERMANDAD DE BOMBEROS

DOCUMENTOS CON INFORMACION BOMBERIL PARA LOS MIEMBROS DE LA HERMANDAD DE BOMBEROS SENTIRSE PARTE DE ESTA GRAN FAMILIA ...Ver más
ayer

LÍDER
WILLIAM YASSIN CONDORI FERNANDEZ ahora es miembro de La Hermandad de Bomberos
Domingo
Las 5 entradas de blog de CREADOR DE LA RED se mostraron en una publicación
Domingo
Las 7 conversaciones de CREADOR DE LA RED se mostraron en una publicación
Domingo

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

LISTAS DE REPRODUCCION RECOMENDADAS

12 VIDEOS EN LHB YOU TUBE

11 VIDEOS EN LHB YOU TUBE

© 2021   Creada por CREADOR DE LA RED.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio