La Hermandad de Bomberos

LA HERMANDAD DE PRIMEROS RESPONDIENTES ANTE UNA EMERGENCIA

SI USTED ES MIEMBRO ACTIVO DE LA HERMANDAD DE BOMBEROS TIENE DERECHO A: DIFUNDIR EVENTOS SOLICITÁNDOLO A NUESTRA ADMINISTRACIÓN HERMANDADEBOMBEROS@HOTMAIL.COM A CAMBIO DE BECAS SIN COSTO DE INSCRIPCIÓN, LO EVALUAREMOS DEACUERDO AL NIVEL TÉCNICO DEL CURSO Y DEL INSTRUCTOR – PUEDE ENVIAR AL MISMO EMAIL ARTÍCULOS SOLICITANDO SU PUBLICACIÓN – PUEDE COMPARTIR CON EL RESTO DE LOS MIEMBROS SU MATERIAL O EL MATERIAL AQUÍ SUBIDO HACIENDO CLICK EN “COMPARTIR” – PUEDE ENLAZAR SUS CUENTAS DE TWITER Y FACEBOOK Y COMPARTIR NUESTRO Y SU MATERIAL – PUEDE CREAR GRUPOS Y UNIRSE GRATUITAMENTE A ELLOS PARTICIPANDO DE TODOS LOS FOROS - PUEDE INICIAR DISCUSIONES EN LOS FOROS – PUEDE PONERSE EN CONTACTO DIRECTO CON EL CREADOR DE LA RED A TITOPOMPEI2008@HOTMAIL.COM – PUEDE MODERAR EL CONTENIDO DE SU PERFIL – SI NO DESEA RECIBIR MENSAJES GENERALES PUEDE CREAR UN EMAIL ALTERNATIVO PARA ESTA FUNCIÓN EN SU PERFIL O DESCARTARLO – PUEDE RECIBIR BECAS SIN COSTO DE INSCRIPCIÓN - PUEDE SUBIR FOTOS Y VÍDEOS, HACER PUBLICACIONES DE BLOG Y PUBLICAR EVENTOS COMPARTIÉNDOLO CON SUS AMIGOS - Y SOBRE TODO PUEDE SENTIRSE PARTE DE ESTA GRAN FAMILIA DE PRIMEROS RESPONDIENTES -

 

Tacoa Articulo del Ex Comandante Antonio Morillo (Investigador del Incendio de Tacoa)

Tragedia de Tacoa
Este 19 de Diciembre del año 2017, se cumplen 35 años de haber sucedido la Tragedia mayor que ha afrontado el Cuerpo de Bomberos de Caracas, Desde la ocurrencia de la Tragedia Tacoa, mucho se ha escrito sobre este evento. Sobre lo que realmente sucedió, se han dicho verdades, medias verdades y también mentiras. El autor de estas lineas, para la fecha del evento, ejercía el Cargo de Jefe de la División de Investigación de Incendios y otros Siniestros del Cuerpo de Bomberos del Distrito Federal y conjuntamente, con los Tenientes Coroneles (B): José Fernández Vegas, Angel Freytez y Marcos Eduardo Salazar, y con la Colaboración de los Oficiales Pedro Pérez Barrientos y Carlos Echeandia conformamos la Comisión Técnica, juramentada por el Juez encargado del hecho para establecer las causas y demás consecuencias de la Tragedia y cuyo resultado se reusme a continuación.
Para el año de 1982, esta Termoeléctrica disponía de tres unidades de generación de electricidad, para lo cual se contaba con tres turbinas, alimentadas por un hidrocarburo denominado Fuel Oil Nº 6. Este producto, era suministrado por la Empresa Maraven, subsidiaria de Petróleos de Venezuela S.A, lo cual se realizaba a través de buques tanqueros, que atracaban en un pequeño muelle ubicado cerca de la Planta y que por medio de una complicada red de tuberías y bombas, enviaban el producto a los tanques de almacenamiento, instalados en una loma que se encuentra frente a la mencionada planta. Estos tanques, estaban marcados con los números 8 y 9, construidos con techos cónicos, con diámetro aproximado de 55 metros y con altura de 17 metros, para una capacidad aproximada de 40.000 litros de producto cada uno. El Tanque N° 8, estaba instalado en la parte alta y el Tanque N°9 en un nivel inferior. Ambos tanques, estaban instalados dentro de diques, capaces de contener la totalidad del producto, en casos de derrames.


Con el ovalo rojo, se señala el lugar donde estuvo instalado el Tanque N° 8
y con el ovalo negro, se denota el lugar donde estuvo el Tanque N° 9

El domingo 19 de Diciembre del año 1982, en esta Planta Termoeléctrica, se origina un suceso que se denominó “La Tragedia de Tacoa”, que comienza con una explosión, que dá inicio a un incendio, que posteriormente dió origen un Boilover y al final una implosión.

La explosión primaria y el incendio.

Siendo aproximadamente las seis de la mañana, de la fecha que anotamos anteriormente, desde el barco-tanquero “Murachi”, se suministraba fuel Oil al tanque N° 8; y en esos momentos, tres operarios de la Planta, concurrieron a medir la cantidad de combustible que contenía ese Tanque. Cuando los operarios se encontraban realizando la medición, de manera súbita se produce una explosión. Esta primera explosión y el incendio se producen simultáneamente. La explosión, expulsa la tapa del tanque N°8, como también parte del combustible almacenado, el cual es retenido en el dique construido alrededor del tanque. Así comienza a desarrollarse el incendio en el producto almacenado en el tanque y el que estaba contenido en el dique.

De inmediato se activa al Cuerpo de Bomberos del Distrito Federal, por medio de la Estación Dtgo. Héctor Cáceres Ruiz, Maiquetía. El Sgto. José Santiago Vieira, quien comandaba la primera Dotación de Bomberos enviada a lugar, reporta que se trataba de un incendio de gran magnitud, por lo cual solicita refuerzos. Este apoyo fue enviado, en primer momento de los Cuerpos de Bomberos de la zona, es decir, los Bomberos Marinos y Bomberos Aeronáuticos, posteriormente pasada la novedad al Cuartel Central de Caracas, se comienza el envío de dotaciones desde el propio Cuartel Central y de diferentes Estaciones; todos al mando del Mayor (B) José Antonio Bazán, Inspector General de los Servicios Operativos, para ese entonces.

Por ser un derivado de hidrocarburo, las llamas alcanzaron altas temperaturas, en algún momento se estimó que el grado de calor pudo estar alrededor de los 3.000 grados centígrados. Con estas temperaturas, era inoficioso tratar de apagar el incendio con agua o con espuma u otro producto, ya que estos elementos podían fácilmente ser evaporados o desintegrados.

Este es el típico caso de incendios, que no es posible apagar y que por ello, la estrategia mas conveniente, es proteger las instalaciones adyacentes y dejar que el combustible se consuma y así acertadamente el Mayor José Antonio Bazán, Comandante en Escena, había dicho en declaraciones transmitidas por algunos medios radiales, poco tiempo antes que se originara el Boilover. También lo dijo, por los mismos medios, el Ing°. Ibrahim Ferrer, considerado un profesional con altos conocimientos, en cuanto a los incendios en petróleos y sus derivados. Mientras se dejaba que el combustible se consumiera por el fuego, los Bomberos realizaban algunas labores, entre ellas la de buscar la interconexión de algunas tuberías para obtener agua, ya que en el sector no había y se suponía que los tanques de la empresa contenían agua, pero luego se supo qué también estaban vacíos.

Los Bomberos continuaron sus labores, hasta que en horas del mediodía, fueron sorprendidos con otra “explosión”, (Boilover) que expulsa el combustible incendiado, que aún quedaba en el Tanque N° 8. Este producto incendiado, alcanza a todas las personas, que se encontraban en un perímetro aproximado 400 mts.

La investigación de las causas

En el trabajo de investigación de la causa de este incendio, se nos presenta las primeras interrogantes: ¿qué pasó en el tanque N° 8?, ¿por qué se origina la explosión, derrame de combustible y el subsiguiente incendio? Pues bien, comenzamos por estudiar las características físico-químicas del Fuel Oil N° 6, que era el producto que supuestamente estaba almacenado en el tanque en cuestión. Los manuales y tablas analizadas al respecto, indicaban que se trataba de un producto residual, poco contaminado con otros productos y algo denso. Precisamente, por esta última característica, se requería mantenerlo a cierta temperatura dentro de los tanques, para que de esta manera discurriera más fácilmente, por el sistema de tuberías hasta llegar a las turbinas.

Mediante un análisis de laboratorio, se compararon las características del Fuel Oil N° 6, señaladas en los manuales, con el producto real, es decir, el verdadero depositado e incendiado y el resultado de este exámen, nos demostró varias diferencias entre el producto incendiado y lo que indicaban las tablas técnicas.

Una de las resultantes nos indica, que el combustible que se incendió poseía en su composición otros elementos. Habían mezclados componentes como gasolinas, benzinas, alcoholes, etc., lo cual lo hacía un producto diferente y con mayor rango de inflamabilidad que el Fuel Oil N° 6, que se suponía estaba almacenado en ese tanque. Se deduce entonces, que cuando los empleados de la Empresa hacían la medición del Tanque N° 8, abrieron la escotilla, liberándose los gases inflamables acumulados en el tanque. Gases generados por el calentamiento necesario del producto y que cuando estos gases, se combinaron con el aire, se produjo una mezcla explosiva rica, es decir, la combinación y proporción perfecta de gas –aire. Una vez establecido el combustible, es decir los gases derivados del Fuel Oil contenidos en el tanque, quedaba por determinar la fuente de calor que dió inicio a la explosión e incendio. En este aspecto señalamos lo siguiente: los empleados encargados de aforar el tanque N ° 8, para realizar este trabajo requerían de iluminación, dado que por el época y la hora, en la cual se produce la explosión (mes de diciembre a las 6 de la mañana), en el litoral central aún no hay suficiente claridad; además, en las declaraciones de algunos empleados de la Empresa, estos señalaron, que quienes hacían la medición no tenían linternas. Entonces, estas señales nos condujeron a presumir, que la fuente de ignición pudo estar en que estas personas, para ver el resultado de la medición, requirieron de utilizar algún elemento que diera claridad, presuntamente con llama abierta (fósforo o yesquero), que se convierte en la fuente de ignición, de los gases esparcidos y combinados con el aire.

La diferencia de las características físico-químicas, entre el Fuel Oil N°6 original y el otro Fuel Oil, es decir el encontrado en el siniestro, se debió a un cambio en el sistema de refinación del producto, lo cual no fue notificado oportunamente.

Durante el proceso de Investigación de las causas del Incendio, se comprobó que los tanques 8 y 9 de la planta Tacoa, tenían instalado un sistema de detección de incendios y un sistema automático de extinción con espuma, ambos ajustados a los recomendados por las normas nacionales e internaciones de Protección de Incendios. Los tanques tenían instalados además, un sistema de enfriamiento con agua. Ninguno de estos sistemas se accionó, dado que se encontraban inoperantes. De igual manera, dentro de los tanques habían instalados un sistema de alarma, el cual se accionaba dando una señal audible y visible, cuando se producía aumento de temperatura; lo cual era posible sucediera, ya como se menciona anteriormente, el combustible era calentado para hacerlo fluido por el sistema de tuberías. Este sistema, se activó la noche anterior al incendio y según declaraciones de algunos empleados, la situación fue controlada.

El gran desprendimiento de humo y vapores calientes, condujo a que las autoridades suspendieran las actividades en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar.

Como antes anotamos, cerca de las 12 del mediodía, los Bomberos y demás personas que se encontraban cercanas al lugar, son sorprendidos por una segunda “explosión”, que expulsó el combustible que quedaba en el tanque N° 8. El Fuel Oil incendiado, bajó por la pendiente que se tendía por la pequeña loma, dónde estaban instalados los tanques, deslizándose similar a la lava expulsada por un volcán; así alcanzó el tanque N° 9, dando inicio al incendio del combustible ahí almacenado. Este “rio” de combustible incendiado, causa la muerte a las personas que se encontraban hasta una distancia de 400 metros. Así fallecen los Bomberos, Periodistas, personal de voluntarios, del Cuerpo de Emergencia de Transmisiones, habitantes del lugar y las otras víctimas.

Luego de analizar todas las teorías, sobre los posibles hechos, que dieron origen a esta sobrevenida explosión, se concluyó que se trató de un “BOILOVER”; que consiste en la expulsión violenta del combustible incendiado, contenido en un tanque abierto, cuando este combustible contiene mezcla de hidrocarburos, con amplio margen de puntos de ebullición e ignición y la existencia de agua libre o en emulsión.

Para reafirmar la Teoría de que el hecho se trató de un Boilover, analizamos las circunstancias presentes al momento de producirse el fenómeno y las comparamos con los requisitos exigidos, para que se produzca este tipo de evento y anotamos lo siguiente:

El incendio se produce en un tanque abierto, pues la primera explosión desprende la tapa del tanque.

Fue comprobado mediante análisis de laboratorios, que el producto incendiado estaba contaminado con componentes livianos, residuos viscosos y varios otros productos, cada uno de ellos con diferentes puntos de ebullición y de ignición.

El constante y necesario calentamiento del producto, produce la separación del agua contenida en el mismo.

El agua va al fondo del tanque y es drenada los días lunes y el incendio se produce un día domingo. Por lo tanto, es fácil determinar que en el tanque había agua.

De esta manera queda comprobado que en este caso, las condiciones para producirse un BOILOVER estuvieron presentes. El Boilover también es conocido como “Rebosamiento por Ebullición” y el proceso para que este fenómeno se produzca, consiste en que el calor se transmite en forma descendente, a lo cual se le denomina “onda invertida de calor”. La trasmisión de calor descendente, se produce entre los diferentes productos mezclados con el hidrocarburo incendiado, fenómeno denominado “intercambio de capas frías por capas calientes”. La velocidad de esta transmisión de calor, varía de acuerdo a las características inflamables de los productos involucrados. El calor baja hasta entrar en contacto con el agua decantada y depositada en fondo del tanque. En ese momento, se produce la súbita evaporación del agua, lo cual genera la expulsión del producto incendiado. Es de recordar, que el agua en estado líquido, al alcanzar los 100°C, se expande aproximadamente 1700 veces su tamaño.

De repente salta una interrogante: ¿Por qué los Bomberos y los técnicos presentes no se percataron que se podía producir un Boilover? La respuesta es: Siguiendo las informaciones contenidas en los Manuales, el fuel Oil N° 6 original, era un producto no susceptible de producir Boilover, pero es el caso, como ya anotamos antes, que el producto incendiado y contenido en los tanques, no era el Fuel Oil N° 6 original; era un producto con características físico- químicas distintas, que si era propenso a generar el Boilover y lo cual era desconocido por los Bomberos y demás Técnicos presentes.

La implosión
Cerca de la media noche de ese día domingo, casi lunes, se produce otra situación. Esta vez en el Tanque N° 9, es lo que se conoce como una implosión. Esto consiste en el rompimiento hacia dentro de las paredes del tanque; hecho que sucede cuando se produce otro Boilover, pero con mucho menos fuerza que el anterior y que deja el interior del tanque vacío, lo cual crea una diferencia de presión en el interior del tanque, con respecto a la presión exterior y de inmediato, casi que a la vez, se produce la implosión, que deja las paredes del tanque “enrolladas” hacia adentro.

El rescate
Luego de producirse el Boilover en el tanque N°8, se presentó una situación delicada. Los Bomberos querían rescatar los cadáveres, pero existía la disyuntiva de que pudiera darse otro Boilover, pues el combustible almacenado en el tanque N° 9 aún estaba incendiado. Se planteó entonces, reventar los tanques que supuestamente almacenaban agua, pero de la misma Planta, se informó que estaban secos. Los Jefes de Bomberos que se encontraban al mando, dispusieron no arriesgar más Bomberos, pues resultaba temerario mandar hombres al rescate, bajo la incertidumbre de la posible explosión del otro tanque. El rescate comenzó el día lunes a primeras horas de la mañana. Algunos Bomberos fueron plenamente identificados, pero no así la mayoría de ellos.

Despues de la Tragedia
Despues de finalizadas las exequias de los Héroes de Tacoa, la Institución debió enfrentar otra situación. No existía fundamento legal, ni planes para la atención de esta contingencia, especialmente para darle atención los familiares de los Bomberos inmolados. Para ello se creó una Comisión, integrada por representantes del Cuerpo de Bomberos, Concejo Municipal del Municipio Libertador y de la Gobernación del Distrito Federal. Surgieron muchos inconvenientes, pero los integrantes de la Comisión, dispusieron de mucho empeño y dedicación, para las soluciones de los problemas. No se logró lo ambicionado por todos, mas sin embargo, por parte del Concejo Municipal del Municipio Libertador, se otorgó una Pensión a los Sobrevivientes; se estableció un procedimiento expedito, para que la empresa aseguradora cancelara el monto correspondiente al Seguro de Vida y los familiares de los fallecidos y continuaron recibiendo los beneficios sociales que la Institución otorgaba.
Este es sin duda, el acontecimiento de mayores proporciones que ha enfrentado el Cuerpo de Bomberos de Caracas y se convirtió mundialmente, en el evento donde muere el mayor número de Bomberos, luego superado por los hechos suscitado el 11 de septiembre del 2001, en las Torres Gemelas, en New York,

Los Héroes de Tacoa
Los nombres de los insignes Bomberos que entregaron su vida en cumplimiento del deber y que pasaron a la posteridad como “Los Héroes de Tacoa”, son: José Antonio Bazán, Ramón Meléndez Araque, José de los Santos Gil, Mario Francisco Vegas, Xavier de Tejada Eguskitza, Arminio Guzmán Morales, Gilberto Pernía García, Hugo Vicente Guedez, Braulio José Lugo, Ricardo José Borges, José Santiago Vieira, Eloy Santana Morales, José Miguel Abreu, Félix Manuel López Bastardo, Fernando Aníbal Blanco, Felipe Hilario Escala, Eric José Acevedo, Omar Fernández, Dilson Harrison Molina, Pablo José Infante Arias, Richard Rolando Ettedgui, Francisco R. Graterol Vázquez, Carlos Enrique Guillen, Felipe Parra Camacho, Albero Antonio Paredes, Williams Felipe Ortiz, Alexis Raúl Montilla Terán, Frank David Rodríguez, Lenin Alberto Madriz, Franklin Flores, Luis Raúl Oyola Delgado, Héctor Manuel Barrios, José Manuel Contreras, Nelson Rosillo Díaz, José Angel Paz Alemán, Oswaldo Enrique Colon, Albero López Monroy, Ismael Villamizar Colmenares, Omar González y el juvenil Félix José Prado Torrealba. Estos Héroes fueron ascendidos Post-morten.

Todos los 19 de diciembre, el Cuerpo de Bomberos de Caracas tiene la obligación, de recordar el nombre de estos titanes. También es obligatorio recordar, que en esta tragedia ofrendaron su vida, Carlos A. Huerta Oliveros y José A. Huerta Oliveros, Miembros del Cuerpo de Emergencia de Transmisiones, quienes también serán recordados como Héroes de Tacoa.

Pero la vida y la Institución continúan, el ejemplo dado por los Héroes de Tacoa vigoriza y acrecienta en los Bomberos de Caracas, los valores de mística, abnegación, coraje y el sacrificio por servir a la comunidad.

No mueren, quienes entregan su vida en el cumplimiento del deber.
¡Honor y Gloria, por la eternidad, para los Héroes de

Vistas: 372

Etiquetas: Tacoa

Comentario

¡Tienes que ser miembro de La Hermandad de Bomberos para agregar comentarios!

Únete a La Hermandad de Bomberos

Comentario de Eduardo Lopez el diciembre 31, 2017 a las 12:52pm

Exelente amigo. Muy buen Artilculo.  Saludos 

COMPARTIR EXPERIENCIAS E INFORMACIÓN PROFESIONAL, BUSCANDO LA UNIDAD DE LOS PRIMEROS RESPONDIENTES...SENTIRSE PARTE DE ESTA GRAN FAMILIA...

Publicaciones de blog

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2020   Creada por CREADOR DE LA RED.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio